sábado, 7 de enero de 2012

Los OVNIS y la Nueva Conciencia. Mark Albrecht

Los OVNIS y la Nueva Conciencia.Los OVNIS son entes reales, pero ¿QUÉ ENTES? En este estudio se documenta la verdadera naturaleza de dichos entes, y sus propósitos. El primer capítulo consiste de un estudio crítico del desarrollo del género literario (y de mass-media) denominado «ciencia-ficción» en su faceta de orientación de la conciencia de las masas. El segundo capítulo trata propiamente de los OVNIS y de las características que exhiben, por las cuales es posible determinar su verdadera naturaleza y propósito. Hay también dos capítulos examinando críticamente —desde la concepción bíblica del mundo— la obra de la Dra. Kubler-Ross y del Dr. Raymond Moody sobre la existencia más allá de la muerte, y las características de dicha existencia.

Por vez primera en la historia desde la Torre de Babel, la humanidad está unida en una empresa que atraviesa las naciones, razas, culturas, y la barrera del lenguaje. La empresa científica es una investigación en común, amoral, de los misterios del universo, y su lenguaje universal es el de las matemáticas. Esta actividad llegó en el acto a la categoría de mito moderno gracias a los esfuerzos de sus proponentes más literatos y, a veces, gracias también a sus oponentes. El tipo de literatura más responsable de haber amplificado el mito y de haberlo promulgado a las masas ha sido, y continúa siéndolo, la ciencia-ficción. En la actualidad, con la emergencia de la denominada Nueva Conciencia, la ciencia-ficción se halla en la confluencia en que se unen la antigua mitología del idealismo tecnológico y una nueva mitología basada en la validación de los fenómenos paranormales. Como un niño abortivo, bien puede ser el caso de que el género de ciencia-ficción haya producido la mentalidad necesaria para su aceptación como voz profética de la Nueva Conciencia.
Este artículo consistirá en un breve repaso de algunos de los puntos prominentes de este tipo de literatura. Veremos entonces qué conclusiones podemos deducir que nos alertarán de los engaños del Adversario en otra esfera de nuestra vida cultural. Viajemos a través del tiempo y vayamos a la primera mitad del siglo diecinueve, el tiempo del padre del moderno género de ciencia-ficción: Edgard Allan Poe.